Proceso de Corte del Diamante

Las 7C's Fundamentales

Planificación

Una vez que se ha realizado un examen completo de cada diamante en bruto, la piedra se marca para decidir cómo se debe cortar para obtener el mayor valor. En esta etapa, se debe considerar la forma del diamante en bruto y el número y la ubicación de las imperfecciones. El marcador o el planificador deben determinar la dirección de la escisión (o grano) en el diamante. Debido a la estructura atómica del diamante, se puede cortar en cuatro direcciones paralelas a las caras del cristal octaedro.

Escisión

Si el planificador decide que la piedra debe ser cortada, entonces va a la cuchilla. Los diamantes grandes a menudo se les da una forma previa al partirlos en piezas adecuadas para serrar. Para las piedras que son considerablemente grandes y valiosas, su división es crítica ya que un error por parte del planificador o la cuchilla podría romper la piedra. Usando otro diamante como herramienta de corte, se corta una ranura o guía de corte a lo largo de la línea que muestra la trayectoria de dónde se hará el corte a la piedra. La cuchilla monta el diamante en un soporte, inserta una cuña de acero en la ranura y golpea la cuña con un mazo para dividir el diamante a lo largo de su hendidura.

Aserrado

La tercera etapa (o segunda si no es necesario cortar) es el aserrado. La sierra especializada es un disco giratorio, delgado como papel, de bronce fosforado, un eje de giro horizontal que rota aproximadamente a 4.000 revoluciones por minuto. Prensando el diamante en una abrazadera, las garras del aserrador sujetan el diamante para someterlo a la acción del disco giratorio. El borde de la sierra está cargado de polvo de diamante, de modo que a medida que continúa el aserrado, el disco continúa recargándose con el diamante del cristal que se está cortando. La sierra puede cortar un diamante en bruto de 1 quilate en 4 a 8 horas, pero si golpea un nudo, el proceso puede llevar mucho más tiempo.

Sierra Láser

Hoy en día, muchos diamantes se cortan con equipo láser que son mucho más precisos y eficientes. La sierra láser revolucionó el corte de diamantes cuando se introdujo en la década de 1930. La piedra se prensa en una abrazadera (similar a la utilizada en el aserrado convencional) para que este pase a través del potente rayo láser, mientras su progreso es controlado desde una pantalla. En ambos lados de la piedra, donde el láser paso haciendo el corte, quedará una marca negra de el grafito quemado. Por lo tanto, estos lados deben ser pulidos. En ciertos casos, se pierde más peso del que hubiera sido con el aserrado convencional.

La mayor ventaja del corte por láser es su precisión. Los filos no se desgastan, y los láseres tienen menos probabilidades de deformar el diamante porque el calor se limita a un espacio muy estrecho. Dado que este método causa menos fricción en la piedra, también es más seguro, aunque sus temperaturas son consideradas extremadamente altas. La eficiencia también es una ventaja, ya que menos trabajo manual y tecnología de mayor velocidad significa la posibilidad de una producción más rápida.

Desbastado

El siguiente paso se llama desbastado, y también puede denominarse torneado o redondeado. La piedra se coloca en el portabrocas de un torno y un segundo diamante es prensado en una abrazadera al final de un mango largo, a medida que giran las piedras en direcciones opuestas, este proceso de fricción redondea lentamente el diamante dándole una forma de cono.

Facetado

Después del desbastado, el diamante se envía al pulidor o bloqueador, quién se especializa en colocar las primeras 18 facetas principales en un diamante de talla brillante. A continuación, se envía al abrillantador quién crea y pule las 40 facetas restantes, cuando el diamante se corta en corte brillante estándar de 58 facetas. Para terminar de cortar y pulir, la piedra se coloca en un dop de plomo o una abrazadera mecánica y se mantiene presionada sobre un disco giratorio de hierro fundido (un disco circular horizontal) que se ha cargado con polvo de diamante. Se requiere un cuidado especial en la etapa de facetado porque los ángulos de las facetas deben ser exactos para obtener el máximo brillo, y sus tamaños deben estar regulados con precisión para preservar la simetría.

Acabado

Una vez que el diamante está completamente facetado y ha sido inspeccionado y aprobado, se hierve en ácido clorhídrico y sulfúrico para eliminar los restos de polvo y aceite. Y finalmente, el diamante se puede considerar un diamante acabado y pulido. Dichos diamantes sueltos están listos para ser distribuidos a mayoristas, fabricantes y minoristas para crear productos para el comprador de diamantes.

Aprende Más

Para preguntas o comentarios, por favor complete los detalles a continuación y le responderemos dentro de las 24 horas siguientes.

Llámenos al +1 6466641934 o complete los detalles a continuación y uno de nuestros expertos de 77 Diamonds le devolverá la llamada.

Para solicitar una cita con uno de nuestros expertos en nuestros showrooms de Londres, Manchester o Frankfurt, complete el formulario a continuación.

Este sitio utiliza cookies: Al continuar navegando, usted acepta el uso de cookies. Más información aquí