Un regalo simbólico. Nuestros anillos de eternidad combinan el arte de la joyería con diamantes de alta calidad para crear el detalle de un momento especial.

Anillos de Eternidad de Garra

Los anillos con una configuración en forma de garra sirven para realzar y magnificar el brillo de los diamantes, al tiempo que retienen una sensación de discreta belleza y elegancia.

En un engaste en garra, también conocido como pavé, se ponen diamantes individuales entre pequeñas garras o dientes redondeados, asegurándolos en su lugar en el anillo. Este tipo de engaste es particularmente popular en anillos de eternidad, pues dota al anillo de aún más chispa.

¿Por qué elegir un engaste en garra?

Si está buscando un anillo de eternidad brillante que resplandezca a la luz del sol, entonces le recomendaríamos un engaste en garra. Por su propio diseño, los engastes en garra muestran mucho más del diamante, de forma que dejan que se refleje más luz sobre la piedra.

Los engastes en garra aparecieron en el siglo XIX, cuando los maestros joyeros estaban empezando a darle mucho más carácter a los diamantes y a las piedras preciosas. Desde entonces, este tipo de engastes para anillos se han ido poco a poco popularizando más y más, y se usan en muchos diseños diferentes, tanto clásicos como contemporáneos.

Este engaste permite que se añadan muchos tipos diferentes de tallas de diamante al diseño de su anillo, siendo la más común la del diamante redondo brillante, pues es la que con más belleza distribuye la luz por el anillo. Otras tallas como la pera se pueden en ocasiones añadir.

Si quiere un diseño tradicional de anillo de eternidad, elija un anillo con engaste en garra y una hilera de diamantes redondos brillantes engastados en la alianza. Opte por una hilera de diamantes de tallas y tamaños diferentes para dar un diseño moderno y seductor.

Los engastes en garra tienen la ventaja añadida de que son fáciles de limpiar, pues dejan suficiente espacio alrededor de cada diamante. Para limpiar su anillo, le recomendamos sumergirlo en agua caliente y jabón y limpiar la suciedad acumulada con un cepillo suave.

Este sitio utiliza cookies: Al continuar navegando, usted acepta el uso de cookies. Más información aquí