United States USD
+1 6466641934

Presentamos los diamantes de laboratorio


Aunque los diamantes de laboratorio no son tan raros ni románticos como sus homólogos de mina, son una opción más asequible y son considerados reales. Antes de tomar una decisión sobre si comprar un diamante de laboratorio o natural, tómese un momento para echar un vistazo a esta guía.

Ir a:
  • ¿Qué son los diamantes de laboratorio?
  • ¿Cómo se hacen?
  • ¿Cómo de diferentes son a los diamantes naturales?
  • ¿Son más sostenibles?
  • ¿Cómo puede identificar un diamante de laboratorio?
  • ¿Cómo afecta esto al precio en general?
  • ¿Debo seguir buscando los 7C en los diamantes de laboratorio?
  • Rápido recordatorio de las 7Cs de 77 Diamonds:

¿Qué son los diamantes de laboratorio?

Los diamantes de laboratorio o sintéticos son creados de forma muy parecida a los diamantes naturales, con la diferencia de que el proceso es acelerado y pasa en un laboratorio en lugar de en el mundo natural. Los diamantes de laboratorio tienen las mismas propiedades químicas que los diamantes naturales y, a diferencia de las piedras de zirconia cúbica, se consideran igual de genuinos. De todas formas, y dado que se están empezando a producir de manera masiva, no tienen el mismo valor emocional ni comercial.

¿Cómo se hacen?

Hay diferentes maneras de crear un diamante de laboratorio, pero hay dos procesos que destacan:

Deposición química de vapor (CVD). Consiste en poner un diamante de alta calidad (o cualquier otro material resistente al calor) en una cámara de vacío que contiene varios gases o material de carbono. Este material es entonces calentado a temperaturas extremas (entre 700ºC y 900ºC), lo cual permite que se formen cristales en el diamante "semilla" inicial. Piense en ello como una lluvia compuesta de finos materiales de carbono dispuesta para crear cristales de diamante.

Alta presión, alta temperatura (HPHT). Un proceso similar, durante el cual se somete a la "semilla" del diamante a altísimas temperaturas y altísimas presiones que permiten crecer a los cristales.

Se procede entonces a cortar y pulir las piedras en bruto completadas. En teoría, no hay límite en la cantidad de diamantes que se pueden crear en un laboratorio ni en el tamaño de los mismos.

¿Cómo de diferentes son a los diamantes naturales?

Debido a que se están comenzando a producir masivamente, los diamantes de laboratorio no son tan raros como los naturales. Pero si está buscando crear piezas decorativas y divertidas de joyería, o conseguir el aspecto de diamantes mayores a un precio más asequile, pueden ser una muy buena opción.

De todas formas, no son tan románticos como los diamantes naturales, que fueron formados hace aproximadamente 3.300 millones de años en las profundidades de la Tierra, y existen en cantidades limitadas. Cada piedra natural es rara y tiene sus propias características e identidad. Son la opción preferida en joyería que va a ser heredada de generación en generación como símbolo de valor y de riqueza.

¿Son más sostenibles?

Existe mucha discusión en torno a si los diamantes de laboratorio son una alternativa sostenible a los diamantes naturales.

Pese a que una gran cantidad de gente cree que los diamantes de laboratorio son cuidadosos con el medio ambiente, la realidad es que requieren una cantidad de energía significativa para ser producidos. Aunque es difícil medir la huella de carbono de un quilate de diamante, sea natural o de laboratorio, los expertos han descubierto que los diamantes de laboratorio frecuentemente usan una cantidad significativa de energías no renovables.

Al medir la huella de carbono de los diamantes, un amplio abanico de factores han de ser tenidos en cuenta, como el tipo de maquinaria utilizada, las fuentes de energía, o las técnicas de minería. De media, los diamantes de laboratorio requieren menos energía que los de mina, pero esto no significa que sean una opción sostenible.

Un informe solicitado por ABN Amro en 2011 descubrió que crear un diamante de un quilate en laboratorio requiere en torno a 26 kWh de energía, mientras que un diamante del mismo tamaño pero sacado de una mina requiere 57 kWh.

En 77 Diamonds, le proporcionamos una selección de diamantes de laboratorio que han sido creados al 100% con energías renovables. Para mostrar más transparencia, esto será atsetiguado en el certificado del diamante y en nuestra página web.

¿Cómo puede identificar un diamante de laboratorio?

Puede ser complicado diferenciar un diamante de laboratorio de uno natural, pues son prácticamente idénticos. Solo un experto con equipamiento especializado podría observar la naturaleza de las incrustaciones que solo se encuentran en los diamantes de laboratorio.

Para saber si un diamante es de laboratorio o natural, la mejor opción siempre es pedirle a su joyero un informe de calificaión. El Instituto de Gemología de EEUU provee a cada diamante de laboratorio de una certificación oficial para ser absolutamente transparente con respecto a la naturaleza de la piedra.

¿Cómo afecta esto al precio en general?

Los diamantes de laboratorio tienen una buena relación calidad-precio: dependiendo del tamaño, el color y la claridad, estos diamantes pueden llegar a ser un 50% más baratos que uno natural.

Si está buscando invertir en diamantes, de todas formas, le sugeriríamos que optara por los naturales, dado que su escasez seguramente haga que aumenten su valor en el futuro.

Diamantes redondos naturales de 1 quilate, color G, corte excelente, VS2 Diamantes redondos de laboratorio de 1 quilate, color G, corte excelente, VS2
Composición química C C
Estructura cristalina Cúbico Cúbico
Índice refractario 2.42 2.42
Dispersión 0.044 0.044
Dureza 10 10
Densidad 3.52 3.52
Uso de energía En torno a 57 kWh En torno a 26 kWh
Escasez Muy escasos, especialmente debido a que se trata de No hay escasez
Valor a largo plazo Valor a largo plazo estable Valor a largo plazo decreciente
Precio medio £4450 £1530

¿Debo seguir buscando los 7C en los diamantes de laboratorio?

Solo por el hecho de que los diamantes de laboratorio sean hechos a mano, no significa que todos sean perfectos. Al igual que los diamantes naturales, los diamantes de laboratorio son cultuvados y cortados con imperfecciones dentro de ellos. Cuando compre diamantes, le recomendaríamos que siempre preste atención al color, la claridad, el corte y el quilataje, sea cual sera el origen de la piedra.

Recuerde: los diamantes de laboratorio pueden estar mal cortados, tener incrustaciones y estar descoloridos. Estos aspectos afectan en gran medida el precio final y la inversión total que usted piensa hacer.

Rápido recordatorio de las 7Cs de 77 Diamonds:

Carat (Quilate)
Quilate es el término usado para determinar le peso de un diamante. En ocasiones se usa un sistema de puntuación en el cual 100 equivale a un quilate, lo cual son 0'2 gramos. Un alto quilataje hará que un diamante sera más costoso, especialmente si es de origen natural.

Colour (Color)
El Instituto Gemológico de EEUU califica el color de un diamante desde la letra D a la Z. Cuando un diamante recibe la calificación D, esto significa que es absolutamente incoloro - lo cual lo hace muy valioso. Si un diamante tiene un color visible, la calificación bajará. El color de un diamante de laboratorio también será calificado una vez creado, de igual manera que los diamantes naturales. Algunos laboratorios están experimentando para crear diamantes "de fantasía" azules, amarillos o rosas.

Clarity (Claridad)
Los diamantes de laboratorio también pueden tener incrustaciones. Las incrustaciones son pequeñas imperfecciones en la piedra que aparecen durante su creación. Con frecuencia, estas incrustaciones no son visibles a simple vista. Las incrustaciones visibles, de todas formas, hacen que el valor de su diamante disminuya.

Cut (Corte)
La forma en la que un diamante es cortado es fundamental para su valor y calidad. Un excelente cortador de diamante sabrá cómo revelar todo el fuego y controlar las mesmerizantes reflexiones de la luz que una piedra puede contener. Un mal corte, por el contrario, arruinará el brillo natural de un diamante. En 77 Diamonds, no vendemos ningún diamante con un corte por debajo del nivel "razonable".

Certification (Certificado)
Los laboratorios suelen marcar sus diamantes con un símbolo microscópico para que los expertos puedan diferenciar entre uno natural y uno de laboratorio. De todas formas, no siempre es así. Es importante pedir un certificado al comprar un diamante, incluso en el caso de diamantes de laboratorio.

Contour (Contorno)
El contorno o la forma también determinan el valor del diamante, tanto en el caso de los diamantes de laboratorio como de los diamantes naturales. La forma también es una cuestión de preferencia, pues es lo que marcará el aspecto final de la piedra. Elija un diamante que concuerta con su gusto y que complemente el diseño de la pieza de joyería que está pensando crear.

Cost (Coste)
Un diamante de laboratorio siempre será menos costoso que uno natural, pues la rareza incrementa el valor de la piedra. De todas formas, el precio final de dicho diamante dependerá también de la calidad del corte, el color y la claridad.

Para preguntas o comentarios, por favor complete los detalles a continuación y le responderemos dentro de las 24 horas siguientes.

Llámenos al +1 6466641934 o complete los detalles a continuación y uno de nuestros expertos de 77 Diamonds le devolverá la llamada.

Para solicitar una consulta con uno de nuestros expertos en los salones de exposición Londres, Manchester, Frankfurt o Berlín, por favor rellene el formulario que encontrará más abajo.

Este sitio utiliza cookies: Al continuar navegando, usted acepta el uso de cookies. Más información aquí